Pastel de carne o Cottage pie





Aquí presentamos un plato tradicional de las islas británicas y muy conocido en todo el mundo por diferentes nombres (Картофельная запеканка es uno de ellos) muy fácil de preparar y sobre todo bastante rápido. Si bien el Shepherd’s pie esta hecho con carne de cordero, a nosotros nos parece mas suave con ternera  (cottage pie).

Ingredientes para 5 personas:


1 Kg. de carne de ternera picada
4 patatas medianas
1 cebolla mediana
1 ajo
1 bote pequeño (400 gr aprox) de tomate triturado)
Orégano
Queso rallado
Sal
Pimienta
Aceite
Azúcar
Mantequilla

Primer paso: picamos la cebolla fina, rehogamos a fuego medio en un poco de aceite hasta que quede blandita y transparente. Agregamos el ajo picado finamente y subimos el fuego. Cuando este el ajo dorado añadimos la carne picada, sazonada con sal, pimienta y orégano. Bajamos el fuego otra vez a la  mitad y dejamos rehogarse hasta que este hecha. En este momento añadimos el tomate triturado sazonado con sal y azúcar y dejamos espesar la salsa. Mientras, pelamos las patatas y las cocemos en agua. Cuando estén cocidas las escurrimos bien y las machacamos con un poco de sal y un trocito de mantequilla o aceite.


Segundo paso: En una fuente de horno vertemos la carne  y la repartimos en el fondo. Encima de la carne volcamos el puré de patatas y la tapamos toda. Espolvoreamos el queso rallado por encima y gratinamos hasta que resulte dorado.




Podéis probar con otros tipos de carne (pollo, cordero) incluso con verduras. También echarle otras hierbas aromáticas o especias(albahaca, comino, curry, etc.) os puede atraer mas…
Nos despedimos esta vez deseándoos unas felices navidades a todos y un próspero año nuevo, nosotros volveremos pronto con más recetas de las buenas.

Salmón teriyaki



Aquí os presentamos una rica y suculenta forma de comer salmón. Para aquellos que les parezca  un pescado con un sabor muy fuerte… esta es la mejor forma de hacerlo sabroso y suavizar ese sabor tan acentuado. La salsa teriyaki lleva algunos ingredientes mas, así que esto es nuestra versión particular.
Se puede hacer de varias maneras, nosotros os presentamos en papillote. De esta manera el pescado no se seca tanto y queda más jugoso, ademas de no inundaros de olor la cocina

Ingredientes:

2 filetes de salmón
Medio vaso de soja salada (Kikkoman)
Medio vaso de soja dulce (Heinz)
Unas gotas de aceite de sésamo
Cilantro





Primer paso:  Se pone en salmón en una fuente y se cubre con la mezcla de todos los ingredientes. Se debe tapar con papel film mientras esta en la nevera. Si queda bien cubierto, se deja reposar toda la noche para que absorba bien el caldo y si no queda cubierto del todo se la da la vuelta de vez en cuando para que coja sabor por los dos lados.
Segundo paso: Se coge un trozo de papel aluminio y se envuelve el salmón en él, dejando aire dentro y bien cerrado por todos los costados. Se mete en el horno previamente calentado y a fuego máximo (220º) se deja durante unos 15/20 minutos.


Si no os gusta o no tenéis cilantro, probad con estragón o eneldo. No lleva sal puesto que la soja ya lleva la suya. El salmón es un pescado graso, pero esta grasa es muy sana, no tiene nada que ver con la grasa de animal terrestre.
Espero que os guste y que disfrutéis de este sano y sabroso pescado.

Pastel de calabaza


Vamos a contaros como disfrutar de un pastel típicamente americano en vuestra propia casa. De una manera fácil y bastante rápida tendréis un pastel jugoso y dulce...y no temáis, aunque lleve calabaza no tendrá hebras ni nada parecido. Nosotros lo hicimos para Halloween, no sé si será muy típico, pero bueno. Por cierto, la festividad de Halloween llegó a Estados Unidos en 1840 procedente de Irlanda, así que podemos festejarla cuando nos apetezca dado su origen celta.



Ingredientes:

1 kg. De calabaza (la de color naranja)
4 huevos
1 lata pequeña de leche condensada
1 lata de harina (usamos la lata de leche condensada para medir)
1 lata de azúcar moreno.
1 cucharada sopera de canela en polvo.
1 sobre de levadura química (Royal)
Mantequilla (para forrar el molde junto con un poco de harina)
Azúcar glas o azúcar lustre.

Primer paso: hervimos la calabaza pelada y en trozos manejables (de 3 cm por 3cm, más o menos), escurrimos y enfriamos. Por otra parte, mezclamos los huevos, la leche condensada, la harina, el azúcar, la canela y la levadura en un bol. Batimos con la batidora.
Segundo paso: mezclamos la calabaza con todo lo demás en el mismo bol y trituramos con la batidora. En un molde circular de 30 cm de diámetro más o menos extendemos un trocito de mantequilla cubriendo la base y los bordes. Agregamos un puñadito de harina al molde y extendemos dando pequeños golpes al molde. Tiramos el excedente de esta harina. Precalentamos el horno a 180°. Volcamos la mezcla en el molde e introducimos en el horno unos 60 minutos (a nosotros nos hizo falta ese tiempo, dependiendo del horno puede ser algo mas o algo menos) Es necesario ir pinchando con un cuchillo los últimos minutos, hasta que salga limpio, así nos aseguraremos que está bien cuajada. Decoramos con un poco de azúcar glas por encima.





Pollo con Ras-el-hanout




Hoy traemos una receta de lo mas sencillo, con algún ingrediente nuevo. Pollo en una salsa que se compone de almendras, guindilla seca, cebolla, pimiento rojo y una mezcla de especias llamada Ras-el-hanout que compré en un centro comercial.
El Ras-el-hanout es una mezcla de especias marroquí, algo asi como el curry del Magreb. Esta compuesto por las mejores especias que te pueda ofrecer el tendero, por lo tanto nunca es igual. Suele llevar pimienta negra, comino, cardamomo, nuez moscada, canela, pimentón, jengibre, etc.

Ingredientes para 4 personas:

4 cuartos de pollo.
Un puñado de almendras (unos 75 gr.)
Media cebolla.
Medio pimiento rojo.
Una guindilla seca (de las grandes).
Dos dientes de ajo.
Medio vasito de aceite.
2 cucharadas de vinagre
Una cucharada colmada de Ras-el-hanout 
Un puñado de pasas.
Sal.
Pimienta.
Agua.



Primer paso: en una sartén con un buen chorro de aceite, freímos los 4 cuartos de pollo, salpimentados, primero con la piel hacia arriba. Tiene que quedar bien crujiente.
En la picadora, ponemos las almendras, la cebolla, el pimiento, la guindilla, el aceite, el vinagre, el ajo y el Ras-el-hanout. Lo picamos hasta que quede como en granitos. Reservamos.
Segundo paso. Precalentamos el  horno al máximo, en una bandeja ponemos la salsa, agregamos un vaso de agua, el puñado de pasas y encima colocamos el pollo, con cuidado de que la salsa no toque la parte crujiente del pollo (la piel) que habremos puesto hacia arriba.
Cocinamos 25 o 30 minutos, sacamos cuando veáis que la salsa ha hervido un rato y empieza a espesar. Como retoque final, podemos darle un golpe de grill para que se tueste la piel del pollo si nos gusta mas tostada. Si la salsa no ha espesado lo suficiente, ponemos el pollo en un plato y volcamos la salsa en una sartén. Le damos unos minutos de ebullición hasta que espese al gusto de cada uno. No es necesario agregar harina para hacer que espese ya que lleva almendras y esto ayudará.


Cake de plátano y canela





Tenemos el placer de presentaros el súmmum de los bizcochos de plátano…sobre todo porque es el único que hemos hecho. Es una versión de la receta “Pastel de plátano y canela” del libro “365 recetas para pasteles y galletas” de Hannah Miles. Tiene una textura ligerísima, se mantiene unido por la costra dorada. No tiene mucho que ver con los bizcochos que estamos acostumbrados a tomar. No es necesario mojarlo en leche ni nada ya que no es tan seco. A nosotros se nos ocurrió agregarle unas bolitas de chocolate blanco y negro que teníamos por ahí. Desaparecieron casi por completo.

Ingredientes:

225 gr. De harina.
175 gr. De azúcar moreno.
115 gr. De mantequilla.
3 plátanos maduros.
2 huevos
1 sobre de levadura química (royal)
1 cucharada de canela en polvo.
Bolitas o ralladura de chocolate.




Primer paso: Precalentamos el horno a 180° y forramos un molde con mantequilla y harina.
Segundo paso: Reblandecemos la mantequilla 10 segundos en el microondas y lo ponemos en un bol donde agregamos el azúcar moreno. Batimos con una varilla hasta que se hace una crema. Añadimos los plátanos pelados y machacados además de los huevos. Continuamos batiendo.
Tercer paso: Agregamos la harina con la levadura y la canela. También las bolitas de chocolate. Ahora removemos con una cuchara con cuidado hasta que mezclemos todo bien.
Cuarto paso: Metemos en el horno  40 minutos (a nosotros nos bastó con 35). Para saber  si esta hecho pinchamos con un cuchillo y comprobamos que salga completamente limpio.







Papardelle con puerros, jamon y pesto de tomate.






Esta semana os traemos una versión de una receta, otra vez, de Jamie Oliver. En la suya no había ningún pesto, utiliza un pangratato (pan rallado tostado) pero a nosotros nos apeteció incluirlo.
Es necesario que los puerros sean tiernos, suelen ser los más finitos. El jamón de calidad normal es más que suficiente. Si combinamos esta receta con la de Pasta fresca casera el resultado es im-presionante.




Ingredientes para 2 personas:

150 gr. De pasta en papardelle o tallarines.
2 puerros finitos.
100 gr de jamón.
8 tomates secos, previamente hidratados.
Un puñado de piñones.
Un diente de ajo.
Media cucharadita de café de albahaca seca.
Aceite de oliva virgen extra.
Sal.


Primer paso: en una sartén ancha con un chorro de aceite pochamos el puerro cortado en juliana gruesa (2 cm de grueso mas o menos) junto con el jamón en lonchas actuando de tapadera. En las fotos se ve como queda.  Bastaran alrededor de 15  minutos. El puerro tiene que quedar transparente, aunque algunas partes se os tostarán un poco.




Segundo paso: hervimos la pasta en una olla con agua hirviendo con sal, si es pasta fresca con 2 minutos bastará, añadimos a la vez que la pasta los tomates secos para hidratarlos. En un mortero preparamos el pesto triturando los piñones, la albahaca, una pizca de sal, un diente de ajo, un chorro de aceite y los tomates secos hidratados escurridos.
Tercer paso: montamos el plato con la pasta, los puerros pochados (que no cojan mucho color), el jamón que se habrá cocinado encima del puerro cortado en tiras y finalmente el pesto de tomate.





No es muy difícil encontrar el puerro tierno, nosotros lo hacemos en los vendedores callejeros en nuestro pueblo. Ya sabéis, si es un puerro gordo probablemente tendrá partes tan duras como la leña.

Rollos de canela



También conocidos como cinnamon rolls o cinnamon buns es un dulce bastante conocido en los países anglosajones y escandinavos. Se trata de un bollo de masa fermentada como el pan pero en vez de agua usamos leche, además de añadirle mantequilla. La vez que hicimos esta receta nos salieron unos 15 rollos, una brutalidad para comértelos pero bastante adecuado para regalar unos cuantos.

Ingredientes para 15 rollos grandes:

1 kilo de harina.
375 ml de leche templada.
200 gr de azúcar.
50 gr. De mantequilla (derretida).
2 huevos.
25 gr de levadura prensada o de panadero.
Medio vaso de azúcar moreno.
1 cuarto de bote de canela molida.
Un pellizco de sal.
Azúcar glas (para decorar)





Primer paso: Lo primero será añadir una cucharada de azúcar a la leche templada, seguidamente disolvemos la levadura en ella. Mientras le salen burbujitas a la leche mezclaremos en un bol la harina (nos reservamos un puñadito para empolvar la mesa), el azúcar y la sal. Reservamos. Derretimos la mantequilla en el microondas, 15 segundos me bastaron a mi, dejamos enfriar y cuando este templada añadimos los huevos batidos. Cuando hagamos todo esto, la levadura habrá empezado a formar burbujitas en la leche, quiere decir que se está empezando a activar. Agregamos al bol la mantequilla con los huevos y la leche con la levadura. Removemos hasta que se haga una masa un pelín pegajosa (si es muy pegajosa añadimos un poco de harina). En este punto con la masa formada y sin sacar del bol, tapamos con un paño y dejamos fermentar una hora en una zona templada de la casa y sin corrientes de aire. 




Segundo paso: Ya tenemos hecho el grueso de la receta, así que seguimos el proceso. Sacamos la masa del bol y la amasamos en la mesa, previamente empolvada de harina. Hacemos un rectángulo lo mas grande que nos entre en la mesa, de 1 cm mas o menos de grosor y aplicamos una mezcla que habremos hecho con el azúcar moreno y la canela. Tendremos que tapar todo el rectángulo. Este será el relleno. Ahora enrollamos el rectángulo de masa con el relleno por dentro, lo mas apretadito que podamos. Nos dará como resultado un “tubo” enrollado en forma de espiral. Cortamos este tubo en lonchas de 2 o 3 cm de grosor. En la placa del horno, ponemos un papel de horno que venden en los supermercados, en el papel pondremos unos pegotes de mantequilla (media cucharada de café), nosotros echamos unos 8 o 9, además de agregar un puñadito de azúcar moreno repartido por todo el papel. Repartimos los rollos que nos han salido por la placa de horno dejando una separación de un dedo mas o menos entre los rollos (ya se juntaran después de la fermentación). Después de terminar con este proceso, dejar crecer media hora los rollos.
Tercer paso: Cuando hayan crecido los rollos, deberemos precalentar el horno a 200°, arriba y abajo. En el momento que alcance la temperatura metemos los rollos en el horno, en el medio del horno y dejamos 20 minutos mas o menos. Debemos vigilar este proceso ya que no todos los hornos son iguales y pueden calentar mas o menos. Sacaremos cuando estén dorados. Dejamos enfriar fuera del horno





Paso final: Cuando estén enfriándose preparamos una cobertura con medio vaso de azúcar glas, una cucharada grande de canela molida y un par de cucharadas de agua fría. Removemos y aplicamos por encima de los rollos. Tiene que quedar bastante consistente, como cuando fundimos chocolate. Tampoco hará falta agregar mucho ya que solo es para decorar, los rollos tienen sabor y dulzura suficientes.






Esta receta está inspirada por una de Jamie Oliver en la que, estando en Suecia, nos prepara unos rollos de arándanos buenísimos. Recomendamos no coméroslos todos y regalar gran parte ya que su aporte calórico es considerable…
Para conservar los metemos en el frigorífico tapados con papel film y cuando los vayamos a consumir le damos 10 segundos de microondas.¡¡ Estarán fabulosos!!

PD: vereis en las fotos que tiene algo de harina integral, la explicación está en que se nos acabó la harina normal...y había que resolver el contratiempo de alguna manera.

Ensalada con mango y pato





Vamos a proponer un plato de los que te solucionan un día con prisas. Con un par de ingredientes que teníamos por casa conseguimos una mezcla de sabores monumental. 





Ingredientes para 4 personas

Una bolsa de ensalada preparada (nosotros usamos una con lombarda y zanahoria)
Un mango (algo maduro)
Un paquete de magret de pato curado en lonchas (100 o 150 gr)
Aceite
Sal
Pimienta

Primer paso: cortamos el mango en gajos o en dados, como gustemos. Después lo saltearemos con una gota de aceite y un poco de pimienta. Colocamos una ración de la ensalada en un plato, repartimos el mango y el pato por encima. 






  El aliño podría ser una salsa hecha con ¾ de aceite por ¼ de salsa de soja suave (Heinz, por ejemplo), una pizca de sal y otra de pimienta. Si utilizamos otro tipo de salsa de soja mas fuerte (kikkoman es bastante fuerte ) no será necesario agregarle sal, además de tener cuidado de no pasarse en la cantidad de soja. El pato esta salado también, asi que ojo con la sal.
Sería interesante que el mango se sirviera todavía templado y el magret de pato estuviera a temperatura ambiente por lo menos media hora.







Pasta fresca casera





Vamos a explicar como hacemos la pasta para los tagliatelle, spaghetti, canelones, lasaña, etc. Sin duda, es un poco mas de tiempo que si usamos la pasta de trigo duro pero supone tanta diferencia que estaréis deseando tener una horita para hacerla en cuanto la probéis.




Ingredientes para 3 personas:

200 gr de harina (de la mejor calidad posible)
2 huevos grandes
Una pizca de sal




Primer paso: En un bol volcamos la harina, hacemos un hueco en el medio, tipo volcán y añadimos los dos huevos y la pizca de sal. Removemos con una varilla o un tenedor hasta que quede una masa. Si queda pegajosa añadimos un poco de harina y si queda seco un poco de agua.






Segundo paso: Amasamos en la mesa unos minutos hasta que quede elástica. En este punto podemos elegir: o la envolvemos en papel film y refrigeramos hasta que la vayamos a usar o dejamos reposar la pasta una hora, tapada con un trapo. Le damos la forma deseada con un rodillo, aplanamos hasta que quede de 1 mm de grosor mas o menos.







En este punto podemos elegir si cortarla para lasaña, canelones o para tagliatelle o spaghetti. Si vamos a hacer lasaña o canelones solo la hervimos 1 minuto, luego con la salsa cogerá la humedad necesaria; si es para tallarines con 2 o 3 minutos será suficiente para que quede al dente.






Para cortarla para tallarines (tagliatelle) nosotros hacemos una plancha de pasta fresca y empolvamos con harina, no mucha. Enrollamos la plancha a lo largo y cortamos con el cuchillo en tiras de 1 cm o 2 cm, como mas nos guste. La harina hará que no se pegue y se desenrollen fácilmente. Hay que tener en cuenta que cuando la hervimos dobla su tamaño por lo menos, para calcular las cantidades.

Espero que os animéis a hacerla ya que es muy sencillo y proporciona unos resultados asombrosos. Si queréis hacer pasta para mas personas solo tendréis que respetar la proporción 100 gr de harina-1 huevo.

Pastas de naranja y zanahoria





Aquí os presento una receta rica y a la vez sana (o por lo menos un poco más de lo que estamos acostumbrados) En la receta original está hecha con sacarina, pero yo he decidido echarle azúcar y darle un toque con azúcar glas. Os adjunto la página de donde la saqué, pero tenéis que tener en cuenta que yo me guié por ella pero no la seguí cien por cien, www.postresfaciles.org. Me ha parecido una forma muy buena de comer esos dulces que tanto nos gustan a todos evitando las grasas animales y los ingredientes industriales de los dulces que venden.





Ingredientes:

4 vasos de Harina
2 tazas de zanahoria rallada
1 sobre de levadura royal
3 cucharadas soperas de azúcar
½ cucharada de sal        
½ vaso de aceite
Zumo de dos naranjas
Ralladura de naranja (solo la parte naranja, la blanca amarga)

Primer paso: En un bol se tamiza la harina junto a la levadura y la sal. El azúcar se añade sin tamizar. Aparte se mezcla la zanahoria con la ralladura de naranja y en un vaso se mezcla el aceite con el zumo de naranja.
Segundo paso: Una vez realizado las tres mezclas correspondientes se van mezclando entre sí. Se añade al bol de harina la mezcla de ralladura de zanahoria y naranja y se remueve bien.   Posteriormente se le agrega la mezcla de aceite y naranja, asegurándose de que quede una pasta homogénea.
Tercer paso: Vamos cogiendo porciones (tamaño a elegir por cada uno) con cuidado porque la mezcla tiende a resquebrajarse, presionamos en la mano y dejamos en la bandeja de horno donde lo vayamos a hacer.  Dejamos en el horno unos 15 minutos a 200° arriba y abajo.
Una vez terminado yo las puse en una fuente y les espolvoreé azúcar glas por encima, pero eso lo dejo a vuestra elección. 



Hummus

Siendo Agosto un mes caluroso en la mayoría de las provincias españolas, vamos a presentar un plato fresco, de procedencia mediterránea y sano. Se conoce como hummus, un puré de garbanzos que se toma frio o del tiempo, aliñado con limón, sésamo y comino. Es un plato muy popular en Oriente Medio así como en Grecia, Turquía, Armenia y Chipre. La manera de comerlo es untándolo directamente con pan de pita (ver receta) aunque cada uno lo puede tomar como le convenga.
Para esta receta utilizamos garbanzos de bote, dan buen resultado. Además, como no teníamos tahina o pasta de sésamo, le agregamos unas gotas de aceite de sésamo, como 2 o 3, sin pasarse ya que coge mucho sabor.





 

Ingredientes para 4 personas:

500 g. de garbanzos ya cocidos.
Medio limón exprimido.
Un poco de tahina o pasta de sésamo (yo no tenía, así que aceite de sésamo).
Aceite de oliva, a poder ser virgen extra.
Sal.
Comino molido.
Pimentón (opcional)
Agua.

Primer paso: se trituran los garbanzos junto con 2 o 3 cucharadas de aceite de oliva, una pizca de sal, el comino molido, dos gotas de aceite de sésamo y el zumo de medio limón. Si vemos que nos queda muy sólido, agregamos un chorrito de agua. Tiene que quedar untuoso para poder mojar el pan cómodamente. Probamos para corregir de sal.
Segundo paso: se coloca en una fuente o bandeja en el centro, dejándolo mas o menos presentable. Se agrega un chorro de aceite de oliva por encima y alrededor, el cual se mezclará con el hummus cuando untemos el pan. Se decora con un poco de pimentón y listo.







Esta es una receta en la cual importa bastante la calidad del aceite de oliva(a poder ser virgen extra) y la del pimentón. Van a ser sabores predominantes y podrían arruinar un plato si el aceite y el pimentón son de mala calidad.











PD: estrenamos equipo de iluminación nuevo. A ver si se nota la diferencia, que yo creo que si…un abrazo a todos.

Tortitas americanas con compota de manzana




En esta entrada vamos a preparar unas riquísimas tortitas americanas. Estamos acostumbrados a comerlas de postre, merienda, etc. yo las hice para desayunar y con un acompañamiento que le dio un sabor muy bueno y jugoso, compota de manzana. La cantidad que utilice es para seis tortitas pequeñas del tamaño de un plato de café.


Ingredientes de tortitas:
100 g de harina
Una cucharada de azúcar
Un huevo
2 vasos de leche
Una cucharadita de levadura royal
10 g de mantequilla
Esencia de vainilla






Primer paso: Se añade en un bol la harina haciendo en el centro un hueco para ir añadiendo el resto de los ingredientes. Se le añade el huevo, azúcar, leche, levadura royal y esencia de vainilla (un chorrito o media cucharadita). Se va mezclando todo hasta que quede una masa homogénea y para evitar que queden grumos, nos ayudamos con la batidora.

Segundo paso: Se pone una sartén a calentar y cuando esta ya haya cogido una temperatura elevada con una servilleta de papel le untamos un poco de aceite por toda la superficie. Con un cazo vamos echando la mezcla en el centro de la sartén para que nos quede una forma circular. Observamos que le irán saliendo pompitas en la parte superior y será entonces cuando le demos la vuelta. No descuidarse mucho para que no se nos quemen, ya que tarda un minuto en hacerse por cada lado.


Ingrediente de la compota de manzana:
2 manzanas medianas (reinetas mejor)
Una cucharada de azúcar
Canela en polvo
Agua






Primer paso: En una sartén se pone a hervir las manzanas troceadas y se cubren de agua. Cuando el agua este en ebullición se baja el fuego a la mitad. Una vez observemos que la manzana esté tan cocida que al tocar se deshace, le añadimos el azúcar y la canela. 







Paso final: se sirven las tortitas en un plato y se pone la compota en un cuenco para acompañar. Nosotros también añadimos el sirope de arce, pero eso lo dejo al gusto del consumidor.

Redondo de ternera a las hierbas con salsa de pimiento








Vamos a presentar un plato de carne asada, muy fácil de hacer y perfecto para cuando tengáis muchos invitados. Hemos utilizado una pieza de ternera llamada redondo, muy útil para asar, sobre todo. Además, usamos hierbas frescas que teníamos por aquí, tomillo y romero, además de una guarnición de patatas asadas. La salsa es de pimiento rojo y cebolla, pero podéis usar lo que mejor os parezca, tomate, pimiento verde,etc.

Ingredientes para 4 personas:

Una pieza de redondo de ternera de 500 gr.
1 pimiento rojo.
Media cebolla.
Patatas.
Tomillo.
Romero.
Aceite.
Sal.
Pimienta.


Primer paso: Se pasa por la sartén el redondo, para sellarlo. 1 minuto por cada cara. Precalentamos el horno a 200°. Cortamos las patatas en trozos y los ponemos en una bandeja para horno, sazonamos, echamos romero, tomillo y aceite. En otra bandeja para horno colocamos la cebolla y el pimiento en trozos, agregamos el tomillo, el romero (en nuestro caso, en rama) y un chorro de aceite.






Segundo paso: Metemos al horno la carne en la bandeja de la cebolla y los pimientos; sazonamos con sal y pimienta. Metemos también las patatas. La carne necesitará de 20 a 30 minutos, dependiendo de la fuerza de vuestro horno. Para comprobar si está hecha, la pinchamos con un punzón o un cuchillo, nos lo acercamos a la lengua y tiene que estar caliente, 60 grados más o menos, es una sensación de que no te quema pero está a punto de hacerlo. Las patatas se harán un poco antes, se pinchan con un cuchillo para comprobar que estén tiernas. 






 Tercer paso: se saca la carne y las hierbas si son ramas, se echa la verdura en un vaso para triturarlo todo con la batidora. Una vez triturado se echa en una sartén para darle un hervor, se comprueba la sal en la salsa y reservamos. Cortamos la carne en lonchas y ponemos en un plato o bandeja para servir. Cubrimos la carne con la salsa, guarnecemos con las patatas y servimos.


Crema pastelera


Aquí estamos de nuevo con una receta que os va a encantar: La crema pastelera.
 ¿Quién no ha probado un pepito frito en su vida? Pues vamos a daros el secreto de una crema pastelera tremenda, para que disfrutéis de un sabor casero y nada empalagoso. Se puede utilizar en rellenos para tartas, en roscones, bollos, magdalenas…también es el ingrediente estrella de los bartolillos, postre o merendola madrileño donde los haya, que consta de una “empanadilla” frita, rellena de crema pastelera y rebozada en azúcar.
La abuela del primo de Rubén era especialista en hacerlos. Así han crecido todos…






Ingredientes para un litro de crema (si quereis hacer menos, dividid todo):
1 l de leche
5 yemas (o 3 huevos enteros)
50 gr de mantequilla (o aceite de girasol)
120 gr. De harina
200 gr. De azúcar
Canela en rama o en polvo



Primer paso: lo más sencillo es separar en tres partes los ingredientes, de esta manera: A la leche se le da un hervor con el palo de canela o la canela en polvo y se retira del fuego, mezclar los ingredientes solidos por un lado (toda la harina y todo el azúcar) y los ingredientes líquidos por otro (yemas y mantequilla derretida)
Segundo paso: con la leche hervida, los sólidos mezclados y los líquidos bien mezclados, dividimos la leche en tres partes: una para el bol de sólidos, otra para el de líquidos y la última se quedara en la olla. Mezclamos bien los sólidos con su tercio de leche y los líquidos con su tercio de leche. Después volcaremos el “mix” de yemas-mantequilla-leche en la olla. Después el otro “mix” de harina-azúcar-leche se incorpora también a la olla.
Tercer paso: Con la olla a fuego medio esta vez,  removemos la crema con la varilla, raspando bien en el fondo de la olla para evitar el agarre. Pasados unos minutos y sin dejar de remover veremos cómo va cogiendo la consistencia deseada. Para enfriar, volcar en una bandeja de cristal o en otra olla y tapar con papel film para que no se cree una costra.




He de apuntar que saldrá una crema consistente, muy sabrosa y ligeramente amarilla. Nada de esas cremas industriales de color fluorescente y sabor a medicina. La diferencia es abismal. También decir que es la misma receta que pusimos en el milhojas, pero con alguna diferencia para simplificar aún mas el proceso. Adjuntamos fotos del milhojas ya que de la crema pastelera sola no teniamos.

Mucha suerte y ánimo. Una vez que la hagáis 100 o 200 veces seguro que os sale de memoria.